Trump: Los soñadores se quedan, sus padres no

Escrito por Susan Welk de Valdez  |  

El gobierno de Trump anunció la semana pasada que continuaría la política del gobierno de Obama, permitiendo que los “Soñadores” — inmigrantes indocumentados que llegaron al país como niños pequeños — permanecieran en los Estados Unidos.

El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) protege de la deportación aproximadamente a 750,000 inmigrantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos como niños y les permite adquirir permisos de trabajo.

Sin embargo, el mismo día por la noche, la administración de Trump canceló una política nunca-decretada que protegería a padres indocumentados de ciudadanos de los Estados Unidos de la deportación. El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, revocó el programa de Acción Diferida para Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes (DAPA) de la administración Obama, asegurando que la política no se promulgará en un futuro cercano.

Los defensores de la inmigración habían esperado que DAPA pudiera entrar en vigor. DAPA habría extendido las protecciones a los padres y potencialmente 5 millones más de personas, según la estimación.

“DACA sigue vigente, por ahora, pero está claro que lo están usando como cobertura para deportar a todos los demás”, dijo Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice. “Además, esta administración ha estado cínicamente manejando su aplicación sobre ciertos receptores de DACA. Este es un movimiento clásico utilizado por los abusadores para mantener sus objetivos — en este caso los destinatarios de DACA — sentirse vulnerable y “en jaque”.

El representante demócrata de Illinois Luis Gutiérrez dijo a NBC Latino que “es curioso que el ICE hiciera el anuncio de anular formalmente a DAPA en el aniversario de DACA. Creo que querían saborear el día con un poco de amargura y condimentarlo para recordarles a los inmigrantes que deben vivir con miedo.

“Esa es la forma en que el Departamento de Seguridad Nacional opera bajo Trump y sus tenientes antiinmigración,” dijo Gutiérrez. “Es evidente que el camino a seguir para el país es incorporar inmigrantes duraderos y respetuosos de la ley con familias y raíces profundas en los Estados Unidos para que se integren plenamente en nuestras comunidades y puedan vivir y trabajar con un status permanente, proteger a las familias estadounidenses, las comunidades y nuestra economía, pero claramente no la dirección que Trump y los republicanos están dirigiendo.”

2017-06-21T08:58:18+00:00